Anteiglesias

Las anteiglesias nacen poco antes del s. XIII como entidades civiles con derecho a decidir sobre los asuntos de su territorio. Su nombre deriva de la parte delantera de la iglesia, el lugar oficial designado por el rey para la reunión de los vecinos, y hoy en día forman parte de los municipios en forma de barrios rurales.
Conocer estos núcleos es una experiencia inolvidable. Su visita nos permitirá acercarnos a aspectos etnográficos, históricos y artísticos diseminados por el territorio y su el elemento más característico es la iglesia parroquial.
Las anteiglesias de Aretxabaleta se encuentran enclavadas en paisajes sugerentes con iglesias y casas torres que conviene visitar.
Eskoriatza alberga un gran número de ellas, no podemos perdernos su iglesias, cementerios y caseríos.
En Antzuola, se encuentra la anteiglesia de Uzarraga con su emblematica parroquia de San Juan.
En Arrasate podemos encontrar desde iglesias con cubiertas pintadas con espectaculares cielos estrellados hasta un antiguo balneario declarado monumento provincial.
Oñati a mantenido a lo largo de su compleja historia dos anteiglesias con sus correspondientes iglesias parroquiales, Araotz y Urruxola, que comviene visitar.

Antzuola

3antzuola1

Para conocer una de las anteiglesias más antiguas de Guipuzkoa conviene acercarnos a la anteiglesia de Uzarraga en Antzuola.

Los primeros datos de la iglesia de San Juan de Uzarraga son de 1305 aunque los restos más antiguos se remontan al siglo XIII. La advocación de San Juan ha llevado a relacionar la fundación de la iglesia con la orden de los templarios, por este motivo, los personajes ilustres del valle de Leniz elegían enterrarse en su cementerio.

En el interior alberga un retablo del siglo XVII de Jeronimo de Larrea, de la escuela de Antxieta, y un crucifijo de marfil de la misma época.
Las inmediaciones de esta anteiglesia ofrecen la oportunidad de adentrarnos en paisajes sugerentes. Los caminos que parten de la iglesia nos conducirán hacia antiguas caleras, caseríos blasonados como el de Urrutia y la ermita de Santa Ageda.

Aretxabaleta

3are1

Durante los siglos XIV y XVII Aretxabaleta es una anteiglesia y forma, junto con otras 16, el Valle de Léniz.

El gran número de anteiglesias hace difícil la gestión del valle, por este motivo, en 1630 se deciden crear dos nuevos municipios que agrupen a todas ellas: Aretxabaleta y Eskoriatza. Ambos se encuentran junto al camino Real, la principal vía de comunicación que atraviesa el valle.

Aretxabaleta tiene en la actualidad 7 anteiglesias. En Korueta encontramos la iglesia de Santiago con el retablo del siglo XVI que nos recuerda el paso de peregrinos por nuestro valle. Aozaratza posee evidentes pruebas de la importancia del linaje de los Otalora con su casa torre y con la capilla en la iglesia de San Juan. En Areantza podemos conocer la iglesia de Andra Mari con tallas del siglo XV y en Larriño la de San Cristóbal.
La anteiglesia más cercana al núcleo urbano es Isurieta con la iglesia de San Pedro. Algo más alejada se encuentra Galartza, situada en un alto sobresale el conjunto formado por la iglesia de Santa Lucía y a la casa torre del s. XIV de los Galartza, uno de los linajes más importantes del Valle.
Desde el barrio de Portasol llegamos a Arkarazo. La torre de la iglesia de San Millan la realiza el prolífico Martín Carrera en el siglo XVIII.

Arrasate

3arrasate1

Arrasate está llena de grandes contrastes. Apenas nos alejamos de las principales vías de acceso es posible encontrar 5 anteiglesias entre idílicos entornos rurales.

En Bedoña, incorporada a Mondragón en 1966, la iglesia de Santa Eulalia alberga coquetos detalles como las ventanas románicas de la fachada oeste y la decoración de cielo estrellado en sus bóvedas.

En la iglesia de San Miguel de Garagartza podemos deleitarnos con un relieve plateresco poco común.
De camino hacia Aramaiona atravesamos Gesalibar. Su nombre deriva de la existencia de manantiales de agua sulfurosa en el valle que dieron lugar a la construcción de balnearios. El balneario de Santa Ageda, hoy hospital psiquiátrico, está declarado monumento provincial.
En Udala la iglesia de San Esteban se levanta sobre restos románicos y en sus inmediaciones es posible encontrar antiguos lavaderos y otros aspectos etnográficos interesantes.
Aunque la anteiglesia de Uribarri ha perdido su personalidad rural, hoy en día sigue llamando la atención la iglesia de Santa María de la Esperanza donde es posible observar varios restos románicos.
Aunque no es anteiglesia vale la pena acercarse a ver la ermita de San Valerio de Meatzerreka. Es un testimonio directo del gremio más antiguo de la villa ya que sus primeros datos se remontan a 1434 como sede de los venaqueros, trabajadores de las minas de hierro de Arrasate.

Eskoriatza

3esko1

Durante los siglos XIV y XVII Eskoriatza es una anteiglesia y forma, junto con 16 anteiglesias, el Valle de Léniz.

El gran número de anteiglesias hace difícil la gestión del valle, por este motivo, en 1630, se decide crear dos nuevos municipios que agrupen a todas ellas: Aretxabaleta y Eskoriatza. Ambos se encuentran junto al camino Real, la principal vía de comunicación que atraviesa el valle.

Eskoriatza tiene en la actualidad 7 anteiglesias y su recorrido no defraudará al visitante. Podemos descubrir iglesias que conservan la estructura de la cubierta abovedada de madera como en la ermita de Santa Lucía de Marín, la iglesia de San Miguel en Bolibar y la iglesia parroquial de Ntra. Sra. de la Asunción de Mazmela. En Zarimutz destaca la parroquia de San Pedro con restos medievales.
En Apotzaga disfrutaremos de panorámicas inmejorables y de la posibilidad de visitar el cementerio circular que retoma las estelas de los antiguos cementerios vascos, hoy es considerado conjunto monumental.
Desde la iglesia de San Juan Bautista de Mendiola gozaremos de paisajes sugerentes, en sus inmediaciones podemos ver la ermita de San Andrés de Eraña con sarcófagos medievales en el exterior.
A dos kilómetros del casco urbano de Aretxabaleta se encuentra Gellao. La iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción conserva restos románicos en el acceso.

Oñati

3onati1

El municipio de Oñati se divide en 15 barrios de enorme interés histórico - monumental, pero sólo 2 de ellos son anteiglesias. La visita a estas dos anteiglesias es altamente recomendable por la pervivencia del carácter rural que se respira en ellas.

De camino a Arantzazu encontramos el cruce que nos conduce a la anteiglesia de Araotz. Su situación, alejada del núcleo urbano, propicia que bajo el dominio condal sea refugio de criminales y malhechores. Además, en la vecindad de Aguirre, encontramos la casa natal del polémico colonizador del Amazonas Lope de Aguirre.

La iglesia de San Miguel de Araotz se encuentra en una zona elevada. En este edificio del XVI podremos apreciar restos góticos de un templo precedente así como una interesante cubierta de madera imitando bóveda de crucería. El retablo barroco del altar mayor se decora con la obra de talla del escultor araoztarra, Domingo Zumalde, datada a mitad del s. XVI o principios del s. XVII.
No muy lejos encontramos la anteiglesia de Urruxola. El núcleo se compone de una iglesia parroquial, casa cural, escuela y cementerio. La iglesia de Nuestra Señora de Urruxola es de principios del siglo XVI aunque la mayoría del edificio corresponde a una traza del S. XVII, claro exponente del barroco clasicista. Al igual que en Araotz, la cubierta es de madera imitando bóveda de crucería.

 

AddThis Social Bookmark Button